Advertisement
×

Aviso

There is no category chosen or category doesn't contain any items

El Nuevo Aeropuerto CDMX: Puntos Opuestos

Un tema cada vez más candente es el del Nuevo Aeropuerto de la CDMX y de seguir así las cosas, podría ser fundamental para decidir el voto de muchas personas, sobretodo de hombres y mujeres de negocios que ven con mucha preocupación el desarrollo político de este tema.

Hablemos de aeropuertos y del aeropuerto

La importancia y valor de un reconocimiento depende de quién lo entregue y por qué. En México es muy común, sobretodo a nivel oficial,  que los premios son resultado de un quid pro quo en que la fórmula “tú me haces piojito y yo te hago piojito” es la que determina quién gana el premio.

Hablemos, otra vez, de Sectur CDMX

No cabe duda que durante su gestión como Secretario de Turismo de la Ciudad de México, Miguel Torruco Marqués realizó una labor muy superior a la de cualquiera de sus antecesores.
Con Miguel Torruco el rumbo turístico de la Ciudad de México, que casi estaba a la deriva y funcionaba en automático, fue retomado y se establecieron muchas acciones concretas que han dado y seguirán dando resultados.
Desgraciadamente en el mundo político de México, las apariencias importan más que los resultados y las alianzas políticas importan más que los logros, y por eso Miguel tuvo que dejar la Secretaría de Turismo.
No era ningún secreto que Torruco Marqués llegó a la Secretaría de Turismo del entonces Distrito Federal debido a su labor durante la campaña de López Obrador, donde era el elegido para ser Secretario de Turismo Federal en caso de que AMLO hubiera ganado las elecciones.

Cifras Turísticas: Las que realmente importan

No solamente la Secretaría de Turismo, sino todas las instancias del gobierno son muy buenas para maquillar, manipular, tergiversar, minimizar, magnificar, ignorar y hacer cualquier otra cosa que sea necesario hacer para que las cifras les favorezcan.
Eso no es exclusivo de los gobiernos priístas. En los dos sexenios pasados, sobre todo en el anterior de Calderón, Sectur no tuvo la más mínima vergüenza para hacer públicas sus versiones acomodadas de las cifras.
En las últimas semana, Sectur ha estado haciendo mucho ruido con la publicación de sus cifras turísticas, de cómo en el último año México ha crecido enormidades en recepción de turistas.
Eso es verdad: México, gracias al esfuerzo de sus hoteleros, ejecutivos de líneas aéreas, agentes de viajes, operadores mayoristas y de turismo receptivo, ejecutivos de arrendadoras, así como secretarías de turismo de diferentes estados y a nivel federal también, han combinado esfuerzos y el resultado ha sido un aumento en la recepción de turistas.
Pero lo que oculta el gobierno, o por lo menos no menciona, es que la principal razón por la que México "recibe más turistas" es porque en el 2014 El Banco de México cambió la metodología de conteo de turistas y de la noche a la mañana, con una forma diferente de contar los turistas fronterizos, recibimos 3.8 millones adicionales de turistas.

* * *

Durante de Feria FITUR en Madrid, resultó muy interesante que uno de los Secretarios de Turismo más ocupados fue ni más ni menos que un ex-secretario, Miguel Torruco Marqués. (Es muy obvio que su salida de la Secretaría de Turismo de la CDMX dejó un hueco que cada vez es más grande. El Secretario de Turismo de la CDMX (¿hay secretario?) ha mostrado con creces que no tiene ni el conocimiento ni la experiencia ni las ganas para hacer las cosas bien, y es lastimoso el estado de la Sectur CDMX actual, que más bien parece casa de campaña del PRD y ahora del PAN también.)
Antes de la inauguración de FITUR, Torruco le dio un madruguete a Sectur al pronosticar las cifras que después anunció el Banco de México con una exactitud del 99.4 por ciento: Morena había pronosticado una llegada de turistas internacionales a México durante el 2017 de 39 millones 547 mil personas. Banxico anunció que llegaron 39 millones 298 mil turistas, un error de aproximación de -0.6 por ciento.
En el aspecto que realmente importa, el de los ingresos producidos por los turistas internacionales, las cifras que ofreció Torruco antes de las anunciadas por el Banco de México fueron de 19 mil 264 millones de dólares, -0.4 por ciento de la de Banxico que fue de 19 mil 182 millones de dólares.
En cuanto a visitantes internacionales (que incluye a turistas y a excursionistas) las cifras de Torruco tuvieron una diferencia de -0.4 por ciento de las de Banxico: 21 mil 421  millones de dólares contra 21 mil 333 millones de dólares.
Pero como destacó Torruco en Madrid: "La potencialidad turística de una nación no se mide por el número de turistas recibidos, sino por la cantidad de divisas que ingrese al país, y por este concepto nos ubicamos en el ligar 17 y en un lejano lugar en gasto per capita."
A propósito, en España a Torruco se le dio trato de secretario. Parece como si en aquellos lares ya lo ven como Secretario de Turismo Federal. ¿Será?
Volviendo a las cifras, las realmente importantes son las de los ingresos. Pero como para Sectur un lugar 17 no es muy atractivo, mejor no hablar de eso.

Elecciones 2018: Volvidos al Pasado

Es de todos sabido que el presidente Peña Nieto a veces tiene algunas dificultades para conjugar los verbos y en vez de decir vuelto puede decir volvido y otras cosas por el estilo.
Esos errores sirven de munición para aquellos que gustan de pasar el tiempo en las redes sociales inventando “memes” y otras cosas por el estilo, pero al final de cuentas esos errores son meramente anecdóticos y no le hacen daño a nadie.
El problema que nos debería de preocupar no es si el presidente confunde vuelto con volvido. No son los errores en las conjugaciones verbales lo que nos deberían de ocupar.
El problema que sí nos debería de preocupar es cuando el error verbal es confundir el futuro con el pasado.
El gobierno de Peña Nieto, sobre todo en estos últimos dos años, se ha olvidado del futuro de México y se ha dedicado a traer el fantasma del pasado, de cuando el PRI realizaba campañas políticas, mítines y “manifestaciones sociales de apoyo y adhesión.”
Eso se vio muy claramente en las elecciones para gobernador del Estado de México, donde los grupos de presión del PRI pusieron su mano dura primero para elegir al candidato y luego para hacerlo ganar.
Cuando el PRI llegó al punto de que tuvo que poner a un precandidato no priísta para ver si así pueden mantener la presidencia por otros seis años, (ya que ningún priísta de hueso colorado tiene la más mínima opción de ganar la presidencia), los actos de “adhesión” y “apoyo” al precandidato único, donde se hablaba del futuro de México, lo que mostraron fue un burdo regreso al pasado, a esos eventos en que líderes sindicales sudorosos y vestidos de camisa blanca con los botones a punto de reventar, le rendían pleitesía al elegido no por la mano de Dios, pero sí por el dedo del presidente en turno.
El precandidato del PRI (a propósito, el mismísimo concepto de un solo precandidato muestra la falta de civilidad democrática de los partidos mexicanos, no solamente del PRI sino de todos los demás) ha mostrado que no le ha costado trabajo sujetarse al modo y estilo de una campaña que va directo al fracaso.
Pero el PRI no es el único partido en que hay confusión entre el futuro y el pasado. ¿Cuándo los fundadores y grandes luchadores del PAN iban a imaginarse a su partido aliado con lo que queda del PRD, la antítesis misma de lo que ellos son?
¿Cómo es posible que dos corrientes de pensamiento y filosofía política tan opuestas ahora anden tomados de la mano?
Esa alianza muestra claramente el gran problema de la política mexicana actual: cualquier principio, cualquier honorabilidad, puede dejarse de lado con tal de lograr el poder. Eso no es una alianza, es más bien una especie de prostitución política.
Por otro lado, el candidato de MORENA se esfuerza por mostrar que no es el mismo de antes, que es diferente. Que si antes se peleaba con todos ahora no se pelea con nadie. Que si antes era muy cuidadoso para escoger a quién dejaba entrar a su círculo, ahora cualquiera tiene las puertas abiertas para entrar. Que si antes usaba un discurso en que amenazaba con cambiar todo, ahora ofrece uno en que busca asegurar a los electores que los cambios no van a afectar a la esencia de lo que es México.
Este 2018 nos presenta un proceso electoral muy interesante. Tal vez más que nunca la gente se está tomando el tiempo de meditar su decisión de por quién votar.
Por otro lado, la inestabilidad informativa de las redes sociales debe tomarse en cuenta. Sería un error terrible creer toda la información que uno recibe de las redes sociales. Sería un error lamentable tomar una decisión tan importante basándose en videos montados, actuados o editados para buscar convencer a los electores.
Hasta el momento, todos los candidatos y partidos principales han mostrado que el camino que están tomando para ganar es el de que “el fin justifica los medios.” Tal vez resulte efectivo en el ambiente enrarecido de la política mexicana actual, pero no es el más ético.


Turistampa S.A. de C.V.
Todos los derechos reservados ® 2015 Info@turistampa.com