Advertisement
aqui

Por Daniel Olivares Villagómez.

  • Tianguis digital y claroscuros en las cifras de ocupación en primavera.

Para el análisis quedaron los resultados de la II edición del Tianguis Turístico Digital México 2021, en el que Miguel Torruco, titular de Sectur, dio a conocer que se formalizaron acuerdos para una derrama económica de 67 mil 500 millones de dólares, mediante más de mil 300 citas de negocios: “Esta nueva versión tiene una visión más sostenible con aspectos fundamentales para una más rápida recuperación económica de la industria; la transición a la digitalización del sector turístico del país ya es una realidad, y se verá reforzada por nuevas acciones y estrategias promocionales que lanzaremos tan poco se normalice la situación sanitaria en el mundo”. Se dieron cita virtual mil 679 compradores de mil 141 empresas, con 238 expositores de las 32 entidades federativas. A la inauguración y seminarios con sede en Mazatlán asistieron vía digital 2 mil 817 personas.

El esperado periodo de semana santa tuvo sus claroscuros: se pudo notar una muy importante afluencia, incluso sobrepasando las recomendaciones y la prudencia en varias playas del país de los destinos más populares como Acapulco, Puerto Vallarta, Cancún y Riviera Maya. El conjunto de Los Pueblos Mágicos, los destinos relativamente cercanos a las grandes urbes e incluso otros destinos mostraron signos de incipiente dinamismo, derivado de una cauta pero ascendente propensión a viajar en varios estratos de la sociedad mexicana, aunque sea en auto y procurando mantener el aislamiento social. El Estado de México, que por su cercanía a la urbe más importante del país es indicador importante de los viajes por carretera, vio una dinamización de la actividad, alcanzando una derrama durante semana santa/pascua de 1,500 millones de pesos, que aún se aleja de lo registrado en el 2019, donde se alcanzaron los 5,000 millones, pero que ya representa un importante avance, si se compara con la práctica inmovilidad registrada durante el año pasado en el mismo periodo. Guadalajara esperaba llegar al 50% de ocupación e incluso Nuevo León inició la reactivación de su actividad turística, mientras que Querétaro alcanzó cifras cercanas a la mitad de lo que tuvo en el 2019; La CDMX, que recibió un impacto brutal durante 2020, espera ir recuperando al menos la mitad de la ocupación hotelera en este año, respecto a lo obtenido en 2019. La ciudad de Puebla no registró gran avance pues su ocupación hotelera apenas llegó al 20 por ciento en la temporada de semana santa/pascua, que se considera una de las más activas del año.

El escenario es ciertamente dispar, pues el comportamiento del consumidor nacional confirma que el turismo de sol y playa es el más buscado en el tradicional periodo de primavera, aún si esto representa arriesgarse a las aglomeraciones en playas, restaurantes, bares e incluso en locales, que, siendo supuestamente operados como bares o restaurantes, acaban en la práctica convirtiéndose en antros, con el consiguiente riesgo sanitario. El caso de Guerrero es ciertamente de cuidado: Ya se ha visto que en dos ocasiones (temporada de fin de año y semana santa) el semáforo epidemiológico se colocó en un color de menos intensidad precisamente en el periodo de mayor afluencia, y terminando éste, se regresó a un color más encendido. Cabría preguntarse si esto no obedeció más al interés por la activación económica que a la preocupación por la sana distancia y la prudencia.

 

    


Turistampa S.A. de C.V.
Todos los derechos reservados ® 2021 Info@turistampa.com