Advertisement
×

Aviso

There is no category chosen or category doesn't contain any items

• Mientras la aviación crece,
discutimos construcción de aeropuerto
• Miembros del gabinete de AMLO arengan a
pobladores de Atenco
Por Víctor Manuel Bermúdez

El crecimiento mostrado por la aviación a nivel mundial nos marca el rumbo que debiéramos seguir para no arribar tarde a la modernidad que requiere este tipo de transporte.
Los resultados que arrojan las estadísticas del sector aéreo en el orbe con un movimiento el año pasado de 4,100 millones de pasajeros, nos demuestran que el gobierno debe  mirar hacia el futuro, ya que de seguir en la discusión un tanto ociosa sobre el nuevo aeropuerto que parece más bien estar sesgada hacia intereses particulares que en busca del bienestar común.

El gobierno entrante que encabezará AMLO sigue poniendo el tema sobre la decisión para continuar las obras del nuevo aeropuerto en Texcoco o construir dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucia.
Organismos nacionales e internacionales como Mitre, IATA, OACI, ASPA, Colegio de Ingenieros, CCE, Canaero, Colegio de Controladores CNIC, IMCO y el CIDE han manifestado que la mejor decisión es continuar con las obras en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) cuyos estudios han sido realizados desde tiempo atrás y no un proyecto que está en el “aire” y que con comics y domis pretenden convencer de sus bondades.

Es de llamar la atención de quien será el futuro titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú, mismo que ya fue subsecretario en esa dependencia durante el gobierno de De La Madrid, que además fungiera como director de la extinta Compañía Mexicana de Aviación en 1994-95, ande promoviendo a Santa Lucia.
Eso podría entenderse como una visión cargada hacia ciertos compromisos políticos con quienes forman parte del grupo que tendrá la responsabilidad de dirigir la administración pública y llevarla hacia buen puerto, porque de otra forma no es entendible que un ingeniero que conoce el sector aéreo siga empujando un proyecto que ha sido descalificado técnicamente.

Aún más confusión se creó con la reciente reunión que tuvieron algunos miembros del próximo gabinete, encabezados por Jiménez Espriú con los pobladores de Atenco donde prácticamente arengaron a que se movilizarán en contra del NAIM.
El político tabasqueño tendrá que asimilar que una cosa son las promesas de campaña y otra es gobernar, por tanto deberá ser muy cauteloso y no tratar de justificar que sus subordinados actuaron a título personal ante los atenquistas.

No podemos como país seguir llegando tarde a la modernidad cuando otras naciones avanzan, nosotros nos mantenemos estáticos viendo pasar el vehículo del progreso, manteniéndonos en controversias estériles.
El presidente electo deberá de comprender que ya no está en campaña que su comportamiento tendrá que modificarse porque ahora nos representa a todos, no se trata de hablarles a sus seguidores en la plaza pública, buscando la aprobación  mediante la aclamación y el aplauso.

Si la tónica para la toma de decisiones va a ser a través de la consulta popular o la encuesta, está bien, solo que la posición del presidente electo y de sus colaboradores deberá de ser neutral para no influir en el grueso de la población que los llevó a obtener el triunfo electoral.
No decimos nada nuevo, estamos convencidos que el futuro mandatario tiene muy clara su posición de anteponer los intereses del país ante otros, del orden que sea, mostrándolo mediante acciones y hechos concretos.

Suponemos que las reformas estructurales realizadas por la actual administración gubernamental, tendrán sus cosas positivas y no se trata de abrogarlas sino más bien de derogarlas en su caso.
En lo referente al tema que nos ocupa del nuevo puerto aéreo habrá que concluirlo en el lugar que ya se tiene un avance del 30 por ciento, que dentro de esa magna obra podría considerarse como un adelanto muy importante.


Turistampa S.A. de C.V.
Todos los derechos reservados ® 2015 Info@turistampa.com