Advertisement
×

Aviso

There is no category chosen or category doesn't contain any items

• ¿Atlanta? ¿Panamá? ¿NAICM?
• El mito del “hub”.

Muchos de los que defienden el proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco utilizan como argumento el que si se cuenta con un gran aeropuerto se podría seguir el ejemplo de Atlanta o incluso el de Panamá, que se han consolidado como “hubs” de primer orden en nuestro continente.

El análisis a profundidad pone en entredicho tal argumento, pues por principio de cuentas ese tipo de “hubs” o centros de distribución se localizan en aeropuertos donde una gran aerolínea opera mayoritariamente el aeropuerto, usándolo como base. Tal es el caso de Delta, en el Aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta o el Tucumen de Panamá, sede de COPA Airlines.

Tales experiencias tan exitosas son difícilmente replicables en el entorno de la Ciudad de México por otras varias razones: La primera se deriva de las condiciones geográficas, Atlanta y Panamá se encuentran a altitudes mínimas sobre el nivel del mar, sin grandes elevaciones a su alrededor y con mucho terreno disponible para pistas y con el consiguiente espacio aéreo libre de montañas y elevaciones cercanas, lo que permite un gran número de operaciones aéreas. En contraste, la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) carece de los espacios amplios necesarios, tanto en terrenos, como en entorno aéreo, en razón de estar rodeada de serranías de consideración. A esto debe sumarse la enorme altura sobre el nivel del mar en que se asienta: (2 240 m), lo que dificulta tremendamente las operaciones en comparación con los “modelos” de Atlanta y Panamá.

Otra razón es que los “hubs” por definición funcionan en aeropuertos que no sirven directamente a grandes ciudades, sino que son precisamente centros de conexión hacia los destinos reales de los pasajeros. En gran medida, por ejemplo, Atlanta vive para y del aeropuerto; En cambio, la Ciudad de México es importante destino en sí mismo y tiene muchísimas otras actividades económicas.

Un “hub”, como antes se dijo, es operado mayoritariamente por una sola aerolínea, mientras que en México en cambio tienen su base tres aerolíneas troncales nacionales y es además importante centro de operación de otra de bajo costo.

De lo anterior se desprende que, pretender usar como argumento para defender el proyecto de Texcoco la posibilidad de replicar los exitosos casos de Atlanta y de Panamá es, categóricamente, tan solo un asunto de propaganda.

Lo que sí es un hecho incontrovertible es que desecar un lago, que es el vaso principal de vertimiento del Valle de México, para construir un aeropuerto en una zona sísmica, es simplemente una mala idea, que tendrá consecuencias muy graves en los ámbitos hídricos, ecológicos y de riesgo.      


Turistampa S.A. de C.V.
Todos los derechos reservados ® 2015 Info@turistampa.com