IPW 2017 se celebró en la ciudad de Washington, DC y siendo el primero que se realiza dentro de la administración de Donald Trump, la expectativa era muy alta para ver qué sucedía en el evento.
IPW 2017, el número 49 de la historia, desde el punto de vista de su organización y resultados fue un evento muy exitoso. Más de 6,400 delegados de 70 países, incluyendo 1,300 compradores internacionales y nacionales y una cifra récord de 530 periodistas de Estados Unidos y el resto del mundo, asistieron a la hermosa capital de Estados Unidos para participar en el evento.

1 2
Sin embargo, en el ambiente no se dejaba de sentir cierta tensión provocada por las acciones aparentemente anti-turismo que ha tomado la administración ejecutiva actual en el vecino país del norte.
Por ejemplo, durante su brillante presentación durante el evento, Roger Dow, presidente y CEO de la U.S. Travel Association, mencionó varias veces la frase “Brand USA is here to stay” (Brand USA está aquí para quedarse) al grado que en cierto sentido se convirtió en un “grito de guerra” desafiando los planes de la administración Trump.
Para entender bien el contexto, vale la pena señalar que la Administración Trump, en la propuesta presupuestaria que desarrolló, considera la eliminación de Brand USA, la organización mixta (gobierno/iniciativa privada) que está encargada de la promoción del producto turístico de Estados Unidos en el extranjero.
En una conferencia de prensa donde muchos de los periodistas internacionales mostraron sus dudas sobre la salud futura del turismo de los Estados Unidos y criticaron el impacto que Trump pueda tener en el turismo, Roger Dow aseguró que la industria turística de los Estados Unidos está unida para evitar que el gobierno de Estados Unidos elimine a Brand USA.

10 1
Paradójicamente, Roger Dow señaló que a pesar de que la percepción es que el turismo hacia los Estados Unidos va a la baja, la realidad de los primero cuatro meses de este año indica que ha subido un punto porcentual en relación al mismo período del año pasado.
Sin embargo, se prevé que para finales de año el turismo hacia los Estados Unidos haya bajado en un 0.1 por ciento a nivel global y específicamente los países que disminuirán más su corriente turística hacia los Estados Unidos son Gran Bretaña, -6.1%; México, -4.0%; Francia, -3.9% y Alemania, -3.4%.
Todos estos países a la baja han mostrado un nivel de rechazo considerable ante la Administración Trump. Un caso extremo, pero por razones económicas internas, es Brasil, cuya corriente turística hacia los Estados Unidos disminuirá 23 por ciento este año comparado con el 2016.

10 2
Por otro lado, Dow señaló que independiente del “factor Trump”, otros factores que afectarán la corriente turística este año son la fortaleza del USD, problemas con las reglas para la reciprocidad de visas con Europa y la necesidad de mejorar la infraestructura aeroportuaria de los Estados Unidos.
Durante la comida de apertura de IPW, fue Wilbur Ross, es Secretario de Comercio de Estados Unidos, quien ofreció una tregua a la industria turística a través de un discurso conciliatorio en que mencionó entre otras cosas: “Estados Unidos está abierto a los negocios, Estados Unidos está abierto a los viajes, Estados Unidos está abierto a los visitantes internacionales.” De hecho, varias partes del discurso de Ross no solamente suavizaban el discurso de Trump, sino incluso lo contradecían.

10 3
Por su parte, Christopher Thompson, presidente y CEO de Brand USA, señaló que las acciones de la organización que dirige, en tan solo cuatro años, han ayudado a incrementar el turismo del exterior hacia los Estados Unidos en 4.3 millones de viajeros.
Una mención especial merece la ciudad de Washington, DC, que se esmeró hasta el último detalle para producir un evento en que los delegados extranjeros, tanto compradores como periodistas, se sintieran bienvenidos. La organización de IPW 2017 ha sido una de las mejores de los últimos años sin lugar a dudas.

10 4
Durante los cinco días que duró el evento, una cifra récord de 112,000 citas pre establecidas se llevaron a cabo entre compradores internacionales y productores de los Estados Unidos que incluían destinos, hoteles y atracciones. Los productores estuvieron distribuidos en casi 1,300 stands.

10 5
Se estima que IPW producirá ventas directas de viajeros del extranjero a destinos de los Estados Unidos con un beneficio económico de 4,700 millones de dólares durante los próximos tres años. de esos, se estima que 1,300 millones beneficiarán directamente a la zona de Washington, DC.

10 6
El mensaje constante que la industria turística de los Estados Unidos le dio a los delegados extranjeros fue uno muy sencillo: “Una gran bienvenida”. Y la verdad es que tanto el destino, como los colegas turisteros de los Estados Unidos, lograron que sus invitados extranjeros sintieran realmente una gran bienvenida.
Por Edgar Ibarra
 Schaufelberger


Turistampa S.A. de C.V.
Todos los derechos reservados ® 2015 Info@turistampa.com